EL DESAFÍO DE LA LOGÍSTICA EMPRESARIAL EN ARGENTINA

La gestión de la logística comenzó a mitad del siglo pasado, luego de la Segunda Guerra Mundial. En aquel momento, se dio un crecimiento de la demanda de productos por parte de los países industrializados frente a una capacidad de distribución muy inferior a la requerida. Por ello, desde las empresas se empezaron a buscar formas de distribución física más eficientes que mejoraran la rentabilidad en lugar de aumentar los costos.

07 de julio de 2016, 12:21. Por: Romina Olguín - Becaria de Prensa del Instituto Tecnológico Universitario.

EL DESAFÍO DE LA LOGÍSTICA EMPRESARIAL EN ARGENTINA

En Argentina, el 90% del transporte de productos se hace por camión. Ampliar imagen


Cada vez más son las empresas que adoptan la logística gerencial en vista de los resultados que ésta les arroja en términos de competitividad. Básicamente, en una buena gestión logística se trata de poner el producto correcto, en la cantidad requerida, en el lugar indicado, en el momento exigido, a un costo razonable.

 

La logística en Argentina

Por las particulares características de nuestro país, tanto económicas como geográficas, la logística es fundamental para las empresas. El nuestro es un territorio de gran extensión, donde las diferentes regiones elaboran productos, muchos de ellos destinados a la exportación, tanto a través del atlántico como del pacífico.

Hay algunas cuestiones, vinculadas principalmente con el transporte, que hacen que las empresas tengan inconvenientes a la hora de planificar su estrategia logística y les sea difícil ganar en competitividad:

● la falta de transporte ferroviario: es una cuestión fundamental a la hora de mejorar la rentabilidad, sobre todo para las economías regionales, que se ven perjudicadas por los altos costos del traslado de los productos a los puntos de venta, en especial si se trata de productos de bajo valor agregado, como algunos alimentos.

● desaprovechamiento de ríos y mares: se destaca la existencia de pocos puertos y el casi nulo desarrollo del transporte fluvial. Argentina cuenta con importantes ríos navegables; sin embargo, el transporte fluvial es escaso. Un uso eficiente del transporte debería tomar las ventajas que aporta la geografía de cada región a su favor.

● el eje en el camión: además, se evidencia una enorme concentración del transporte de cargas en camiones, lo que implica altos costos logísticos para las empresas y requiere de mayores inversiones estatales en rutas.

● infraestructura: si hablamos de logística, hablamos de depósito. El desarrollo de la logística genera necesariamente el incremento de infraestructura de almacenamiento de productos. Por ello, muchas empresas están incorporando este servicio al de traslado de carga.

Según un artículo publicado en Ambito.com, los costos logísticos aumentaron un 17 % durante el primer trimestre del año. Los datos provistos por la cámara empresaria de operadores logísticos (CEDOL) indican que el aumento se da tanto por la desaceleración económica como por la caída del consumo, en un contexto de falta de productividad del transporte ferroviario y saturación de las carreteras por el aumento del parque automotor.

A la hora de calcular costos logísticos, el transporte es un aspecto fundamental. El índice de costos de transporte elaborado por la federación argentina de entidades empresarias del autotransporte de cargas (FADEEAC) muestra que durante el primer trimestre estos costos alcanzaron el 20,6 %. Esta cifra excluye los aumentos de combustible producidos durante la primera semana de mayo.

El precio de los combustibles subió un 19 % desde enero en tres etapas, por lo que, con el reciente ajuste del 10 %, el incremento acumulado roza el 30 % en apenas cuatro meses. Estos aumentos no sólo han impactado en los costos logísticos de las empresas sino que se han trasladado al precio final de los productos. Esta situación causa especial perjuicio a las empresas regionales, las cuales deben trasladar sus productos grandes distancias hasta los puntos de venta.

Por otra parte, la concentración del transporte en medios viales causa la saturación de las rutas. Los caminos están en mal estado y no soportan grandes cargas. En general, los caminos no son de doble vía, lo que además de complicar el tránsito las hace más propensas a los accidentes.

Expertos en el tema sostienen que para mejorar la gestión logística en nuestro país se debe invertir no sólo en infraestructura sino también se debe generar una política de transporte integral. Para ello es necesario que se trabaje tanto en aspectos legales como materiales y se implementen modelos de transporte que estén más en consonancia con las exigencias del comercio internacional. En estos casos, el intermodalismo y el multimodalismo tienen mucho para dar en un territorio con las características geográficas y económicas como las del nuestro.

La intermodalidad se caracteriza por el transporte de mercancías a través de uno o más modos de transporte en una misma operación. Aquí, cada modal toma responsabilidades individuales y ofrece su respectivo contrato. El multimodalismo, en cambio, implica el uso de un único contrato, independientemente de los modos de transporte utilizados.

Para el ingeniero Guillermo Suárez, los recursos humanos con los que se cuentan son un aspecto fundamental. Para él es imprescindible que los jóvenes estén cada vez más capacitados en una visión integral de la logística que va mucho más allá del “depósito o el camión” y que desarrollen un verdadero modelo de negocios, con inventiva y creatividad.

Escuchá a continuación las audionotas de Guillermo Suárez. Suárez es ingeniero electromecánico recibido en la UNCUYO. Fue CEO de Transapelt e integrante de la Gerencia Comercial de Impsa. Anteriormente fue responsable del Departamento Comercial de Generadores Eléctricos de SIAM (luego absorbida por SADE) y Gerente de Proyectos en Autotrol SA.

 

 

ENTREVISTAS A GUILLERMO SUAREZ

  • CAMINOS.

  • LOGÍSTICA EN ARGENTINA.