Gretel Farías: “La UNCuyo te forma con grandes bases, en lo personal y profesional”

Egresó de la Tecnicatura en Producción Industrial Automatizada del ITU, se formó y destacó como ingeniera en México. Su último posgrado fue en energía nuclear, en el Balseiro.

14 de junio de 2019, 08:58. Por: Natalia Burgos - Becaria de Prensa del ITU.

Gretel Farías: "La UNCuyo te forma con grandes bases, en lo personal y profesional"

Gretel en el Centro Atómico Bariloche Ampliar imagen


En 2012, Gretel Farías se graduó de la Tecnicatura en Producción Industrial Automatizada del Instituto Tecnológico Universitario (ITU). Desde aquel entonces, inició un incansable camino de perfeccionamiento profesional, se trasladó a México para realizar la Ingeniería en Procesos y Operaciones Industriales, en la Universidad Tecnológica Tula – Tepeji del distrito de Hidalgo.

Luego, por su excelente desempeño académico, obtuvo una beca del CONACYT (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología) de tiempo completo, para cursar  la Maestría en Ciencia y Tecnología (con orientación en Ingeniería Ambiental) en el Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Electroquímica. Allí, llevó a cabo una tesis en análisis técnico– económico de la tecnología de celdas de combustible microbianas para la producción de energías alternas.

Por último, al regresar al país, decidió especializarse en Aplicaciones Tecnológicas de la Energía Nuclear (CEATEN), en el Instituto Balseiro de la UNCuyo.  Estudios que concluyó en diciembre de 2018, con un trabajo final en simulación y análisis de accidentes severos en un reactor integrado (tipo CAREM-Central Argentina de Elementos Modulares) como soporte a la implementación de estrategias de mitigación, dentro del Departamento de Seguridad Nuclear-Centro Atómico Bariloche.


El recorrido del saber

Ante esta enriquecedora experiencia, tanto a nivel nacional como internacional, la joven ingeniera destacó que su paso por la universidad, en una profesión donde predominan los hombres, ha sido muy gratificante, ya que: “en ningún momento me sentí excluida ni subestimada, siempre tuve un trato de paridad con mis compañeros. Es una realidad que cada vez hay más mujeres estudiando carreras ingenieriles, y eso es muy bueno”.

Del mismo modo, indicó que conoció sus “responsabilidades, fortalezas y debilidades; además de conocer otra cultura y personas. Y en lo profesional acentúe todo lo aprendido en el ITU, aprendés a tener una visión global de la carrera. Esto me abrió otras posibilidades académicas  y nuevos contactos; contar con eso en tu curriculum te abre muchas puertas”.

-¿Cómo fue tu perfeccionamiento en el exterior?, ¿qué proyectos o actividades pudiste llevar adelante?

Al finalizar PIA (Técnico Universitario en Producción Industrial Automatizada) tuve la posibilidad de seguir mis estudios universitarios en México, de acuerdo a la compatibilidad entre los programas de ambas instituciones. Es así que, en un plazo de dos años finalicé la Ingeniería en Proceso y Operaciones Industriales (Ingeniería Industrial en Argentina),  orientando mi tesis en "Pruebas de Biodegradabilidad Anaerobia y Actividad Específica para Lodos y/o Residuos de la Industria Láctea".

A partir de allí, y a través de mis prácticas profesionales me vinculé con el CIDETEQ (Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Electroquímica), donde fuí seleccionada para una  beca de tiempo completo por óptimo aprovechamiento académico.

-Al retornar a Argentina,  ¿Cómo fue tu paso por el Balseiro?

El Balseiro fue una experiencia muy desafiante debido a la exigencia de las materias y lo intensivo del posgrado. En un año hay que aprender y aprobar 28 materias con un elevado nivel de complejidad, las cuales se cursan en Buenos Aires y en Bariloche. Es una gran institución que cuenta con excelentes profesionales, los cuales tiene una vocación de enseñanza  que te ayudan a aprender a resolver continuamente nuevos problemas.

- De acuerdo a tu formación académica, ¿en qué área de la industria local te desempeñas?

Actualmente me encuentro trabajando en FECOVITA, en el sector de Gestión de Procesos. Mi trabajo consiste en mejorar el desempeño de los procesos de una organización a través de diferentes herramientas con el fin de lograr un proceso de mejora continua para la industria.

-¿Cuáles son tus expectativas a futuro?

A futuro me gustaría seguir aprendiendo y creciendo en el ámbito profesional; además, me gustaría dar clases con el fin de poder brindarle a los jóvenes las herramientas necesaria para que cumplan con sus objetivos. Asimismo, crear conciencia en que lo importante no es pasar las materias sino aprender,  y adquirir todos los conocimientos que sean posibles, para poder a aplicarlos en el ámbito laboral.

-¿Cómo resumirías esta amplia experiencia, tanto en lo personal como en lo profesional?

La UNCuyo es una excelente institución, te forma con grandes bases, tanto en lo personal como profesional; sin contar que te brindan muchos beneficios, como la posibilidad de poder realizar intercambios y perfeccionarse de manera constante. Existen muchas becas que te ayudan, dependiendo de las necesidades de cada uno.

Por ello, le diría a quienes deseen incursionar en este ámbito,  que es una carrera quizás dura por momentos, pero al final te das cuenta que valió la pena. Es una carrera muy integral y tiene un amplio campo laboral, que te da la opción de poder trabajar en relación de dependencia así como también lograr tener tu propio emprendimiento.