Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Dos estudiantes del ITU, finalistas de los premios FUNC 2021

Juan Ojeda y Claudio Aguilar, estudiantes de la carrera Gestión de Empresas, presentaron un proyecto de sistema de riego por goteo y aspersión automatizado, que los colocó como finalistas al mayor galardón de la provincia.

22 de noviembre de 2021, 10:00.

Dos estudiantes del ITU, finalistas de los premios FUNC 2021

Premios FUNC 2021 Ampliar imagen


Los Premios FUNC, que ya son un clásico de la agenda mendocina, se distinguen por ser los únicos en reconocer y ponderar los procesos innovadores y sustentables desarrollados por distintas áreas de la provincia.

En este caso, Juan Ojeda y Claudio Aguilar son estudiantes de la carrera Gestión de Empresa de la Sede General Alvear del Instituto Tecnológico Universitario. Ambos, apasionados por el emprendedorismo, decidieron postular su proyecto sobre el sistema de riego por goteo a los Premios FUNC 2021 a la Innovación, categoría alumnos, según el programa Emprende U.

Gracias a la creatividad y sustentabilidad que persigue la idea, resultaron finalistas de entre 40 postulados, entre ellos empresas, organismos públicos, investigadores, docentes y alumnos.

Juan, comentó que fue el precursor del negocio y  luego Claudio  decidió acompañarlo en este camino que, más allá de querer obtener un reconocimiento, busca realizar un gran aporte a los productores mendocinos.

El proyecto “Sistema de riego por goteo y aspersión automatizado” surge atendiendo a diversas necesidades de los productores mendocinos, quienes, año tras año, son golpeados por las heladas. El sistema consiste en programar el riego mediante sensores que envían información del cultivo a una caja de programación. Esta recoge esos datos y enciende el riego automáticamente posibilitando, además, el control del estado de los sensores, los cultivos y el sistema de cañerías desde una página web.

“Nuestra idea de negocio es un sistema de Riego por Goteo Automático que, a diferencia del que se ofrece en el mercado, permitirá un eficaz y control exhaustivo del uso del agua y del cultivo”, expresó Claudio. Esto se debe a que, a bajas temperaturas, los picos de los aspersores se congelan y se generan roturas en las cañerías impidiendo control del agua en las piletas de riego.

Los finalistas destacan que este sistema no solo sirve para el sector agrícola, sino que, además puede ser implementado por municipios para el riego de plazas y parques. Sin dudas, es esencial el aporte de estudiantes, como Juan y Claudio, en el desarrollo de proyectos que favorezcan el crecimiento de diferentes ámbitos de la provincia.