Mitos y verdades

EDUCACIÓN PARA EL TRABAJO

01 de diciembre de 2016, 10:06. Por: Romina Olguín - Becaria de Prensa del Instituto Tecnológico Universitario.

Mitos y verdades

La Educación Técnica se centra en la adquisición de saberes concretos Ampliar imagen


La Educación Técnica promueve el aprendizaje de capacidades, conocimientos, habilidades, destrezas, valores y actitudes vinculadas con desempeños profesionales en relación con los contextos socio-productivos. El aprendizaje se da a partir de la reflexión sistemática sobre la práctica y un abordaje aplicado de la teoría.

El Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET) clasifica a la educación técnica en tres niveles:

La formación profesional, la cual tiene como objetivo desarrollar o actualizar las capacidades de las personas para el trabajo a través de procesos que aseguren la adquisición de conocimiento científicos-tecnológicos y el dominio de competencias profesionales y sociales requeridas por una o varias ocupaciones. Esta formación se da cualquiera sea el nivel de educación formal.

La educación técnica de nivel secundario, por su parte, busca lograr una formación integral en los jóvenes mediante la adquisición de capacidades profesionales de calidad. Esto se da a través de una formación general sólida y una formación técnica específica que trasciende el ámbito educativo y se vincula con el sistema socio-productivo local.

La educación técnica de nivel superior/universitario está orientada a quienes desean cursar estudios post-secundarios que faciliten su desempeño profesional. Permite iniciar y/o continuar itinerarios profesionalizante a través de la formación en áreas ocupacionales específicas. Para ello se enfoca en el dominio de destrezas, valores y actitudes profesionales.

En este nivel las instituciones deben desarrollar funciones relativas a la enseñanza, la investigación, el desarrollo, la vinculación tecnológica y la innovación.

Para la Lic. Eleonora Valdivieso, responsable del Área de Gestión Pedagógico-Didáctica del Instituto Tecnológico Universitario, es necesario derribar ciertas concepciones erróneas que se tienen sobre este tipo de educación, sobre todo en aquellos jóvenes que están próximos a una elección vocacional.

No es un título intermedio

Una tecnicatura es una carrera a término, no es una titulación intermedia. Este tipo de carreras apuntan hacia la formación para el trabajo. “Las tecnicaturas están focalizadas en la práctica, al saber hacer, al trabajo de taller y de laboratorio. No en vano los institutos tecnológicos tienen el equipamiento para que el saber hacer se ponga en práctica desde los primeros años.”, remarca Valdivieso. 

Son carreras cortas, pero no de inferior calidad

“No es cierto que en este tipo de carreras se estudie menos”, destaca la Lic. Valdivieso. Estas carreras tienen una duración máxima de 3 años y los requerimientos de asistencia obligatoria a clase son intensos, de entre 7 y 8 horas de cursado. Además, la organización del plan de estudios es rigurosa, los estudiantes deben seguir un trayecto estricto y ajustado temporalmente.

Las tecnicaturas no abarcan solamente a las “disciplinas duras”

Es un mito creer que sólo son tecnicaturas las que apuntan a las mal llamadas disciplinas “duras” (las ramas industriales y de tecnologías de la información y la comunicación). Hay carreras técnicas que forman profesionales en las áreas “blandas”, que buscan desarrollar las competencias de gestión en distintas áreas, como las empresariales, comerciales y sociales.

La Lic. Valdivieso destaca la importancia de la educación técnica en el desarrollo productivo del país como en la calidad de vida de los jóvenes. Así lo explica en el siguiente audio.

 

  • ENTREVISTA A LIC.ELEONORA VALDIVIESO.

    LA MANO DE OBRA CALIFICADA ES ALTAMENTE REQUERIDA. Eleonora Valdivieso, profesora y licenciada en Ciencias Psicopedagógicas, explica por qué las empresas piden técnicos.